BLOG

¡Los mejores lugares del mundo para recorrer en bicicleta!

imagen blog

Una forma divertida y saludable de conocer una ciudad es rentar una bicicleta y ponerse a rodar.

Hacer turismo en bicicleta te permite estar en contacto con la naturaleza, detenerte un momento, tomar fotografías, comer algo y seguir con tu recorrido. Además te invita a conectar más estrechamente con los caminos sin perder detalle del recorrido, a la vez que te ofrece una sensación de plena libertad, emoción y adrenalina. Puede ser una gran aventura y es considerado uno de los ejercicios más saludables que existen.

En este artículo encontrarás algunas lugares que ¡nunca imaginaste que podrías recorrer en bicicleta!

¡Rodando por Cancún!

No todo en Cancún es mar, arena y playa. Si eres de los que les gusta rentar una bicicleta cuando va de vacaciones, no te puedes perder la experiencia de hacerlo cuando visites Cancún.

Disfrutarás de un paseo con tu familia o amigos a lo largo de la increíble y arbolada ciclopista que se encuentra en la zona hotelera, en donde podrás hacer paradas para nadar, comer, tomar un helado, para hacer alguna compra o para visitar alguna de las atracciones que en ella se encuentra como: La gran rueda, El acuario inteactivo, El museo de cera o El parque maya, todas ellas localizadas dentro de la zona hotelera.

¡Sin duda pasarás un día diferente y muy divertido!

¡El Palacio de Versalles en bicicleta!

Dentro del Palacio de Versalles no dejes rentar una bicicleta y recorrer sus extensos jardines pedaleando. El paisaje es hermoso, con vistas espectaculares, perfecto para fotografías. Descubrirás las maravillas ocultas en las 800 hectáreas del Parque del Palacio. Además podrás ver los lugares más destacados de Versalles que la mayoría de los visitantes no tienen oportunidad de ver, como el Hameau (aldea) de María Antonieta, el Petit Trianon y el Grand Trianon. No olvides disfrutar un lunch junto al Gran Canal. ¡Tendrás unas vistas del Palacio de Versalles que no podrás olvidar!

¡Cruzar el Golden Gate Bridge en dos ruedas!

Si vas de vacaciones a San Francisco y te toca un día soleado, sin duda te recomendamos rentar una bicicleta y recorrer el Golden Gate.

Puedes empezar el recorrido en Fisherman´s Wharf, en donde te recomendamos disfrutar del platillo más típico de San Francisco, el clam chowder. Además de que tiene un gran ambiente. Después puedes adentrarte en Marina, es una especie de pueblo pequeño con casitas, lleno de tiendas y restaurantes. La zona es perfecta para pasear y hacer deporte.

El siguiente punto del recorrido es el famoso mirador de Fort Point desde ahí tendás unas espectaculares vistas del puente y donde seguro podrás tomar unas cuantas fotos. Llegó el momento de atravesar el famoso Golden Gate en bici. ¡Sin duda una gran experiencia!

Finalemte llegarás hasta el encantador pueblo Sausalito para recorrer sus calles, sus galerías de arte, sus cabañas en los acantilados y sus casa flotantes en la orilla de la bahía. Para regresar a San Francisco podrás hacerlo en uno de los ferries que cruzan la Bahía hasta el Pier 41.

Pedalenado en Vail

Seguramente cuando piensas en Vail piensas en nieve y en esquiar. Pero durante el verano los paisajes invernales se visten de un verde intenso, así es que podrás disfrutar de las pistas sin nieve. Vail es un paraiso para practicar ciclismo de montaña, ofrece aventura, desafíos y diversión para familias, principiantes y expertos.

Estarás en contacto con la naturaleza y tendrás unas vistas espectaculares.

Si eres de los que piensa que las vacaciones no sólo se hicieron para descansar, sino también para descubrir nuevos lugares llenos de adrenalina ¡este lugar es para ti!

Explora el Stanley Park en bicicleta

Con pinos gigantes, senderos, quioscos, piscinas, esculturas, vida silvestre y una vista panorámica Vancouver, Stanley Park se convierte en ¡una increible opción para recorrer en bicicleta!

En la entrada del parque puedes admirar los famosos tótems coloridos de los pueblos de las Primeras Naciones, después puedes hacer una parada en el acuario para ver las orcas, toma un descanso en Third Beach para nadar en el océano y contempla la puesta de sol desde uno de los cafés que dan a las playas más bellas del West End de Vancouver.

El recorrido te tomará aproximadamente entre 4 y 5 horas, pero al terminar habrá valido la pena.